Premios caseros para el entrenamiento del perro: Golosinas para perros

premios caseros para perros

Si quieres entrenar a un perro, incluyendo los comandos básicos como sentarse, echarse, quieto o venir, es muy útil ofrecerles premios saludables durante el entrenamiento como recompensa. Hay una cantidad infinita de golosinas en el mercado, pero no hay comparación con los que se hacen en casa. Primero que todo, sabes exactamente que contienen y segundo es muy divertido hacer albóndigas para su mascota. Vamos a descubrir la receta para hacer premios caseros para compensar a nuestro perro durante su entrenamiento.

Receta de premios caseros para el entrenamiento del perro

Con nuestra receta para los premios del perro, no sólo puede dar a su mascota un bocadillo sano, sino que también puede ahorrar mucho en comparación a cuando los compra en las grandes tiendas. ¡Pongámonos a trabajar! En primer lugar, elija el tipo de carne que te gusta, puede ser pollo, carne de res o pavo molido. Por otra parte, si tiene un perro vegano, puede sustituirle la proteína por judías verdes que previamente debes moler. Vamos a resumir lo que necesita:

  • 100 o 150 gramos de carne o, alternativamente, 200 gramos de verduras mezcladas o picadas.
  • 3 o 4 cucharadas de pan rallado.

golosinas para perros

Premios caseros para perros

Una vez que haya preparado la carne o las verduras, debe poner todo en la licuadora y mezclarla hasta que esté uniforme. Cuando ya toma un aspecto pastoso, debe hacer pequeñas albóndigas. El tamaño debe basarse en el tamaño del perro. Obviamente, un Chihuahua no debe tener una albóndiga de dos kilos. Para un perro pequeño la albóndiga debe ser tan grande como una uña del dedo índice y para un perro grande tan grande como la del pulgar. Recuerde que es una recompensa de entrenamiento, no un almuerzo.

Evite el uso de huevos, verá que todo viene bien con migas de pan. Tardará un poco más en comparación con las albóndigas que comemos los humanos, dado el tamaño, pero si las prepara junto a su amigo de cuatro patas el tiempo volará. Una vez que haya terminado de preparar sus premios caseros para perros, todo lo que queda por hacer es colocarlos en una bandeja forrada con papel pergamino, dejando espacio entre ellos y ponerlos en el horno a 180 °C durante unos 8-10 minutos.

Trate de no secar demasiado, si son pequeños no tardarán en enfriarse. Tan pronto como se han enfriado sus premios para el entrenamiento del perro estarán listos. Si no tiene mucho tiempo, también puede preparar toneladas de todo en un día y guardarlos en el congelador. Obviamente tendrás que llevarlos al deshielo la noche anterior a una sesión de entrenamiento.