La higiene del perro: Vamos a conocer a las personas “anti-perros”

higiene del perro

Los que tienen perros y caminan con regularidad tendrán momentos difíciles en los cuales se encontraran con los llamados personas higiénicas anti-perros. Usar este término es importante porque queremos diferenciarlos de aquellas personas que odian a los perros, por lo que incluso disfrutan maltratarlos. Naturalmente uno se pregunta si estas personas que son tan sensibles realmente saben algo sobre la higiene del perro y las enfermedades que nuestros amigos de cuatro patas pueden transmitir.

¿Quiénes son las personas anti-perros?

Las personas anti-perros son aquellas que cada vez que usted camina cerca de ellos con su mascota, inmediatamente ondearán sus manos debajo de su nariz. Un gesto clásico vinculado a los malos olores procedentes del perro, lo que demuestra que tienen un sentido del olfato digno de un perro pura sangre. Pueden oler a un perro incluso en el medio de la carretera donde hay miles de olores. Presumiblemente, estas personas forman parte del grupo que normalmente no toman el transporte público en el verano, donde a menudo hay personas que no aman, mucho que digamos, ducharse. Curiosamente, si no baña a un perro por un año, este olerá menos que un humano que no ha tomado una ducha durante una semana.

De hecho estas personas anti-perros suelen decirle a sus hijos que no toquen a los perros, porque según ellos, están sucios. Ellos no se dan cuenta pero, indirectamente, están insinuando que el dueño del perro no es muy limpio, ya que las personas que son amantes de los amigos peludos, normalmente pasan todo el día junto a ellos. La higiene del perro en estos días es muy cuidada. Hoy en día hay tantos productos disponibles para perros como champús y perfumes que a veces parecen más limpios que nosotros.

Finalmente encontramos a estas personas delicadas quejándose de los perros que beben agua de las fuentes. En general, nuestros amigos peludos beben por debajo de la boca, algunos ni siquiera llegan a ella. Incluso si lo hicieran, la lengua de un perro no podría contaminar una fuente hasta el punto de transmitir alguna enfermedad. Hoy, en teoría, todos los perros deben ser vacunados. Si queremos hablar de ello, científicamente hablando, una mordedura humana tiene más bacterias y virus que la de un perro.

anti-perros

La higiene del perro

La saliva del perro contiene sustancias antibacterianas compuestas de enzimas como la lisozima, la lactoferrina, la lactoperoxidasa y la glucosa oxidasa. Debido a diversos procesos químicos, estas enzimas permiten a los carnívoros ingerir bacterias que provienen de comer carne en descomposición. Piense en cómo las hienas están en estado salvaje.

Estas cuatro enzimas matan las bacterias que podrían entrar en la boca del perro. Así que si un perro le gusta el chorro de la fuente, es muy poco probable que transmita alguna enfermedad terrible y extraña. Así que si está en un parque y quiere evitar discusiones con las personas anti-perros, puede echar un vistazo a nuestra tienda de mascotas en línea donde se puede encontrar un tazón para perros portátil. ¡Paciencia!